esenfrdeitpt

Noemí nació el 1/11/08 en Córdoba. El embarazo de Noemí fue muy vigilado ya que en las ecografías se veía que crecía muy poco a poco y el vermis del cerebelo lo tenía más grande de lo normal, aunque según los médicos, no pasaba nada. Me hicieron una resonancia y la miosíntesis para descartar problemas y los resultados fueron normales, no había ninguna anomalía. Los médicos me decían que cuando naciera se quedaría ingresada para revisarla.

    Cuando Noemí nació, vieron algunos rasgos raros. Nos dijeron que tenia algo, pero que no sabían qué, y cuando le pusieran nombre y apellidos no lo dirían. Una de las primeras pruebas fue un cariotipo, para el cual los resultados tardaban bastante. Empezamos a notar que Noemí no abría el ojo derecho, y fue revisado por el oftalmólogo, que nos dijo que tenía un coloboma y desprendimiento de retina. La tenían que operar para hacerle una reconstrucción, aunque no iba a tener visión. Al cabo de un mes, llegó el resultado del cariotipo, el cual fue normal: una alegría en medio de tanta tristeza. Bueno, después de un mes y medio de nacer, nos pudimos ir a casa y disfrutar de ella, pero lo bueno duró poco. A los tres meses de edad, empezó con infección de orina, y la tuvieron que ingresar y fue ahí cuando nos enteramos de que tenía una malformación en los riñones, y que el izquierdo no le funcionaba bien. Estando ingresada, una doctora me dijo que Noemí tenía rasgos raros, y que si queríamos llevarla a una consulta de dismorfología en Sevilla, para tener una segunda opinión. Cuando la llevamos, el doctor nada más verla, nos dijo que tenía SRT, aunque le iba a hacer unas pruebas para asegurarse. A los ocho meses, llegaron los resultados y volvieron a salir negativos, pero el doctor nos dijo que aunque fuesen negativos, Noemí tenía SRT. Fue un mazazo; todas las ilusiones se vinieron abajo, pero no nos quedaba otra que luchar y tener toda la felicidad posible. Aunque llevamos dos años y medio de hospitales (ingresos, infecciones, ocho operaciones de riñón, dos del ojo, etc), vamos solucionando algo poco a poco. Ahora estamos solucionando el tema del riñón y después empezaremos con su ojito.
 
    La verdad que cuando empezó todo, era bastante más duro, pero según va pasando el tiempo y vas recibiendo información y conociendo más casos, es todo mas llevadero.
 
    Noemí ya tiene su maestra de la ONCE, va a rehabilitación, está en la guardería y va a empezar ahora con el logopeda.
 
 
    Noemí es la alegría de la casa, es un terremoto, no para quieta ni un minuto y está siempre riéndose, es feliz y nos contagia la felicidad a todos los que estamos a su alrededor.
 
Besos y abrazos.
Ruben, Tere y Noemí.
Joomla templates by Joomlashine